Colchón y manta térmica Hot Dog

Hot dog es una manta de calentamiento del paciente en el quirófano para el control de la temperatura en pacientes tanto en adultos como pediátrica. Con las mantas y el colchón térmico Hot dog, podrá prevenir la hipotermia perioperatoria.

Controlar la normotermia salva vidas

SIN AIRE

ÚNICO SISTEMA CON THERMASSURE

MÁS EFICIENTE Y ECOLÓGICO

AHORRRO ECÓNOMICO

REF. Medidas Descripción
4268B103 74,9 x 98,4cm Para la parte inferior del cuerpo
4268B500 76,2 x 43,2cm Manta universal
4268U300 58,4 x 99,7cm Colchón Trendelenburg 100cm
4268U102 49,5 x 127cm Colchón 127cm
4268U101 49,5x81,3 cm Colchón 82cm
4268WC77 - Unidad de control de temperatura multipuerto
4268A101 - Cable amarillo para manta
4268A112 - Cable azul para colchón

Problemas y riesgos de la hipotermia

  • Aumento de infecciones

    Aumento de las infecciones de heridas

  • Pérdida de sangre

    Aumento de la pérdida de sangre

  • Más mortalidad

    Mayores tasas de mortalidad

  • Aumento de transfusiones

    Aumento de las necesidades de transfusión

  • Más tiempo

    Aumento de los tiempos de UCI y estancias hospitalarias

Ventajas de nuestra manta térmica quirúrgica

  • Sin aire

    Evita la contaminación del aire debido al calentamiento por aire forzado. Más de 15 estudios muestran que el calor residual transporta contaminantes al campo estéril.

  • Mejor calentamiento

    Calienta por encima y por debajo del paciente simultáneamente, En múltiples ensayos, HotDog han mostrado una tasa de normotermia del 96,2 %.*

  • Ecológico

    Reutilizable. Usa un 80% menos de energía comparado con sistemas por aire forzado y es 2,3 veces más eficiente.

  • Rentable

    Reduce los costes de calentamiento por paciente en un 10-50%. La solución fácil de implementar ofrece ahorro de costes inmediatos y a largo plazo.

Hot Dog calienta significativamente más rápido que el aire forzado

  • 0 % Reducción de las infecciones articulares.
  • 0 % Reducción de la energía comparado con sistemas de aire forzado
  • 0 % Hot Dog ha demostrado una tasa de normotermia muy alta

Sobre la Manta térmica quirúrgica Hot Dog

El calentamiento de tela conductiva (HotDog) mostró tasas de calentamiento significativamente más altas que el calentamiento por aire forzado (FAW) (0,35°C/hr frente a 0,01°C/hr) cuando todas las demás variables relevantes se mantuvieron constantes en un ensayo prospectivo, aleatorizado y controlado.

La diferencia de temperatura entre los dos grupos fue estadísticamente significativa en cada intervalo después de 30 minutos.
Conclusión de los autores: “Concluimos a partir de estos datos que la eficacia clínica de transferencia de calor del calentamiento HotDog es significativamente mayor que la convección por aire forzado. Esto se debe a la combinación de la transferencia de calor por conducción y la mayor superficie de calentamiento simultáneo desde arriba y desde abajo del paciente”.

También disponible en versión neonatal.

Obtenga los mejores resultados

  1. Área superficial del cuerpo

    Caliente la mayor superficie posible. Calentar el núcleo es más efectivo que la periferia.

  2. Calentamiento desde el inicio

    Empiece a calentar desde el inicio por lo que no es necesario esperar hasta que el paciente esté preparado.

  3. Sensor de temperatura

    Asegúrese de que el sensor esté en contacto con el paciente..

  4. Coloque una barrera fina

    Utilice una barrera fina entre el paciente y la manta térmica y/o el colchón térmico como batas de paciente, sábanas absorbentes, etc.

Pide más información de este producto